10 tips de Coaching para elevar tu Liderazgo

¿Ser o no Ser, esa es la pregunta?

Después de haber atendido a cientos de Gerentes, VPs o dueños de empresas en mis sesiones de coaching, se empieza a dibujar patrones de conductas que marcan la diferencia entre ser un Jefe y ser un Líder.

images-2Casualmente entre las miles de entrevistas laborales que he llevado a cabo en los últimos 15 años todos los postulantes demostraron interés en ser líderes aunque pocos demostraron las aptitudes o conductas que le acompañaban.

Ser un líder es un anhelo natural, desde mis alumnos de MBAs hasta los juegos de los niños de colegio, el influir sobre los demás forma parte de una recompensa al EGO que se valora por el reconocimiento de nuestro ser y existencia. En esta búsqueda sin embargo, pocos consiguen alcanzar sus metas.

¿Qué se requiere entonces?

Desde el Coaching, entendemos que para representar un rol en nuestra vida, o nuestra identidad en este mundo, no se trata tanto del Hacer cómo del SER. La Ontología que estudia el SER, nos da una clara salida sobre este fenómeno del aparentar.

Hemos pasado gran parte de nuestra vida aprendiendo a Hacer y enseñando a otros qué hacer cuándo sabemos que es el genuino comportamiento lo que determina el liderazgo primero en uno mismo para contagiar a los demás desde nuestros valores y principios.

Hemos pasado gran parte de nuestra vida aprendiendo a Hacer y enseñando a otros cómo hacerlo….

Es entonces nuestra filosofía de vida la que prima sobre nuestra influencia en los demás. A continuación les presento el top 10 de las filosofías triunfadoras que he podido detectar en los líderes más influyentes que acudieron a mis sesiones de Coaching:

1. Construye confianza:

Para construir confianza uno debe ser digno de una persona en quién confiar. Si bien todos pensamos que las personas deben de confiar en nosotros, nosotros no confiamos en todos. La confianza es un agente emocional ante todo que nuestro subconsciente evalúa en cada momento a través de la experiencia repetitiva que tenemos con los demás.

Parte de la congruencia entre el Sentir, Pensar y Hacer. Si no sientes lo que vas a hacer o decir, mejor no lo hagas. Suena sencillo, en realidad es muchas veces tentador para caer bien a los demás tomar falsos compromisos o posiciones socialmente aceptadas. Ser congruente requiere de mucha valentía, confianza en uno mismo y asertividad.

2. Educa tu Lenguaje interno :

Nos pasamos la vida dialogando con nosotros mismo y gastamos alrededor de 50,000 pensamientos al día de manera inconsciente.

                       Nos gastamos alrededor de 50,000 pensamientos al día

  • entre pensamientos necesarios para poder realizar nuestras rutinas diarias (vestirse, comer etc.),
  •  pensamientos innecesarios que remiten al pasado o al futuro pero que en dónde no podemos cambiar nada (90% de ellos),
  • pensamientos negativos que son los más dañinos en dónde nos criticamos severamente o hacemos hipótesis negativas de lo que nos pasaría si… y estos son los que nos castigan con miedos.
  • Pensamientos positivos: que acumulan fuerza interior para hacernos sentir felices.
  • Los líderes son más conscientes que el promedio de las personas en cuánto a su diálogo interno y tienden a mantenerse activos en generar pensamientos positivos y necesarios para minimizar los pensamientos innecesario y negativos.
  • El trabajar en nuestros pensamientos genera un estado del ser por la repetición de las conexiones neuronales y es nuestra responsabilidad educarnos a salir del pensamiento colectivo para centrarnos en lo que sentimos, pensamos y deseamos ser.

3. Usa Retórica poderosa:

La retórica es el arte del discurso para la influencia. Cada palabra que usamos en nuestros diálogos posee una definición y también un valor emocional que puede ser Positivo, Neutro o Negativo. Muchas veces el valor que le damos a las palabras difiere mucho de la misma definición. Por ejemplo tomemos la palabra “Costo”. Su significado es: el valor monetario de un bien, servicio o actividad, sin embargo, para la mente, se trata de una situación dolorosa o penosa.

Cuándo cambiamos la palabra “Costo” a “Inversión” pasa algo diferente en nuestra mente ya que esta última nos alegra y conecta con un resultado esperado de alto valor.

Úselo tanto de manera escrita cómo al oral.

4. Se conecta más que comunica:

Existe una gran diferencia entre comunicar y conectar con las personas. En las encuestas que he llevado a cabo a miles de empresas en Great Place to Work sobre clima laboral y a nivel mundial, la recurrencia en los puntos más críticos siempre está en torno a la comunicación.

Por más que las empresas hagan campañas de comunicación interna, usando visuales o videos, ello no conecta necesariamente con las personas. Conectar se trata más de escuchar que de expresar.

La regla clave para los líderes está en darse el tiempo para escuchar, recibir retro alimentación y agradecer las críticas. Es el termómetro que permite afinar las estrategias de negocios. Un gran líder pasa tiempo reuniéndose con personas de la línea que tienen mucho más conocimiento de cómo mejorar la operación. Ser abierto a la crítica permite ajustar los detalles que brindarán un gran clima laboral y una mejor productividad.

5. Promueve el empoderamiento:

El líder no tiene todas las respuestas por ello cuenta con grandes especialistas que resolverán las situaciones que se les encomienda. Lo que si hace un gran líder es el arte de realizar las preguntas adecuadas para ayudar a su equipo en encontrar las soluciones en base a su zona de expertise.

Aprende a realizar conversaciones poderosas promoviendo el empoderamiento más que dirigiendo las tareas. El coaching en estas conversaciones es clave.

6. Invierte en sí mismo:

Un líder entiende que el camino hacia la excelencia es un camino sin fin. No esperará a que la empresa le pague un curso para seguir nutríendose de aprendizaje. Atiende con su propia inversión a cursos, lee mucho, atiende conferencias, ve muchos videos relativos a sus funciones y al entorno. No almuerza sólo y busca realizar mucho Networking para conversar con sus pares en otras empresas y entender las lecciones aprendidas de su entorno.

¿Cuándo ha sido la última vez que te reuniste con un par de otra industria o de otra empresa?

7. Ética ante todo:

La ética no es sólo lo que refiere el manual de conducta sino todas las interpretaciones que conllevan los principios Universales de Justicia. El líder toma decisiones firmes en cuánto a ello y no vacila en despedir aquellos que incumplen algún criterio que pueda dañar la imagen de la organización o del grupo de trabajo.

Desde comportamientos inadecuados con otros colaboradores, abuso de poder, maltratos psicológicos, hostigamientos entre muchos otros criterios de comportamientos leves y graves cómo casos de corrupción obviamente.

8. Es consciente de los opositores:

Todo gran líder es consciente que tendrá muchos seguidores y también muchos opositores. El carisma de un gran líder reside en lograr enfrentar las situaciones dando la cara a las situaciones, no para defenderse sino para re-conectar siempre con el propósito y la razón de ser de sus decisiones.

Un líder es consciente que los opositores son temporales y que reside más en las cadenas de comunicación que en la intensión. Cuándo existen chismes en una empresa es por escasez de comunicación y de conexión.

Tómate el tiempo de comunicar tus decisiones y asegurarte que tu equipo pueda trasladar de la mejor forma con un mensaje único lo que deseas que transfieran. El “Elevator Pitch” por ejemplo es clave para el “cascadeo” de información.

9. Fomenta el aprendizaje:

El líder es consciente que sus resultados provienen de las personas. No tienen inconveniente en contratar personas con más conocimientos que ellos. Fomentan el aprendizaje y contribuyen a que se compartan las mejores prácticas internas.

Cuándo los empleados en las organizaciones se sienten seguro de su postura, actúan más rápidamente y con mayor seguridad.

10. Toman sesiones de Coaching:

Es difícil para todos ser objetivos con nosotros mismos. Los líderes confían que tienen aún mucho por aprender. El coaching les permite repensar sobre cómo actúan y a su vez ver nuevas aristas a las situaciones que tienen que enfrentar.

El poder de las preguntas poderosas permite a los líderes recalcular su marco de acción y encontrar ellos mismos las salidas y nuevas alternativas.

Ser Líder Coach

El Institute of NeuroCoaching ha desarrollado un programa basado en las mejores prácticas de Management, de Coaching, de Psicología y de NeuroCiencias para empoderar los líderes en su aprendizaje.

El programa Líder Coach toma en consideración que la base de las relaciones humanas proviene de la confianza. En este programa partimos de entender tu propósito de vida, exploramos las aristas de la gestión de energía y de tiempo para luego entrar en desarrollar tus competencias de liderazgo soportado por herramientas potentes de coaching.

Mauricio Bock.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *